top of page

HUERTA EN CASA


Estar en contacto directo con las plantas ayuda a liberar el estrés y estimula la conexión con el medio ambiente. Tener una huerta en casa garantiza que la familia tenga acceso a alimentos saludables y no hace falta tener espacios grandes para cultivarla. Ocurre que todo depende del tamaño de la maceta, y hasta se pueden utilizar huertas verticales.

Con los años se generó más conciencia sobre la importancia de las huertas orgánicas y hoy muchas personas cultivan en el jardín de su propia casa o hasta en el balcón de su departamento. Además del ahorro de dinero, esto permite mejorar al mismo tiempo la alimentación, la salud y el medio ambiente.


Cinco beneficios:

El primer gran beneficio es la inocuidad. Los alimentos que se compran en el mercado están atravesados por un proceso industrial y los vegetales no están ajenos a esto. Tener una huerta orgánica da lugar a consumir alimentos sanos, sostenibles, libres de químicos como pesticidas y fertilizantes, que son una de las causas de la contaminación del agua y la atmósfera y que no nos hace bien ingerirlos aunque sea en pequeña dosis.

Además, una huerta orgánica evitará gastar dinero en verdulería o supermercado, por lo cual aliviará el bolsillo. ¡Eso sí! cabe destacar que el proceso para cosecharlas puede demorar tiempo: las hortalizas suelen ser las más rápidas, pero hay algunas verduras que pueden tardar hasta cuatro meses. Pero la recompensa es grandiosa!


Una huerta es un proyecto muy constructivo para las familias y a los niños les interesará ver cómo crece su comida

Desestresante y sustentable

Por otra parte, una huerta lleva muchos conocimientos y dedicación, lo cual empuja a educarse y a leer sobre plantaciones. Es una gran educación para los más chicos para que estén en contacto con la Naturaleza y desde pequeños se les puede enseñar a ser responsables con la sostenibilidad.

Otro beneficio, es la sustentabilidad. Muchas frutas, verduras y hortalizas se venden envueltas en plástico o en recipientes de este material. El plástico es uno de los mayores contaminantes del planeta: una media de 8 millones de toneladas son vertidas cada año a los océanos y es una problemática que va en escala. Tener una huerta ayudará a reducir su consumo.

El más importante: pasar tiempo en familia

Una huerta es un proyecto muy constructivo para las familias y a los niños les interesará ver cómo crece su comida. Esto podría incentivarlos a comer alimentos que dificilmente consuman.

A los más pequeños, esta práctica ecológica también los ayudará a concientizarse sobre los alimentos que consumen y la importancia de aprender a comer sano, creemos importante la tarea de concientizar a las nuevas generaciones ya que el futuro queda en sus manos!

¿ Te animas a probar como te va con una huerta en casa? Podes empezar probando de a poco, plantando en macetas e ir generando el habito y los cuidados que la planta necesita. Posiblemente tengas dudas sobre qué plantar en qué época del año. Cada vegetal tiene sus propios requisitos en cuanto a clima, suelo, frecuencia de riego y cuidados en general.

Algunos son aptos para plantar en cualquier momento, mientras que otros se recomienda esperar a la estación adecuada. Asique acá te dejamos una pequeña guía de estación:



Verano:

Ideal para plantar alcauciles, puerros, papas, brócoli, repollo y cebollín. También podes plantar calabazas, que necesitan mucho sol para crecer. Estos vegetales los vas a poder cosechar durante los meses de frío, para disfrutar de deliciosos caldos y sopas.

Otoño:

Con el otoño, llega el frío y, con él, la época de plantar vegetales como hinojo, habas, apio y acelga. También cebolla, puerro, kale, repollo, coliflor y rabanitos. Los guisantes son otra opción para la huerta de otoño, ideales para cosechar e incluir en las preparaciones de invierno.

Invierno:

Durante esta época, muchas plantas están en la fase de reposo. No obstante, podes plantar algunas, para disfrutar en los meses siguientes. Algunos ejemplos son el tomate, pimentón, puerro, rabanitos, coliflor, cebollín e hinojo.

Primavera:

Una de las épocas favoritas del año, por su clima y porque las plantas comienzan a florecer. Durante los meses primaverales, poedes plantar una gran variedad de vegetales: tomate, melón, sandía, calabaza, coliflor, papa, cebolla y pimiento son algunos. En los meses de calor, estos alimentos son perfectos para crear una variedad de preparaciones livianas y refrescantes.



31 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Opmerkingen


Descubre Veganis y los temas que impulsan nuestra marca. Suscríbase para recibir nuestros últimos artículos por correo electrónico. Únase a nuestra comunidad, impulsando un estilo de vida ético y ecológico. Juntos, podemos construir un mundo compasivo y sostenible. ¡Esperamos con ansias tu llegada!

bottom of page